El barco del amor (Love Boat) (La Petite Vadrouille)

19 de julio de 2024 en cines

Dirigida por Bruno Podalydès

Guión Bruno Podalydès

Reparto Daniel Auteuil, Bruno Podalydès, Sandrine Kiberlain, Denis Podalydès, Laurent Bozzi, Jean Podalydès, Anne-Françoise Brillot, Jean-Noël Brouté, Isabelle Candelier, Gaspard Danel, Patrick Ligardes

Duración 1 h 36 m

Por qué hay que verla

Una comedia romántica protagonizada por el propio director junto a Denis Podalydès, Sandrine Kiberlain y Daniel Auteuil.

Sobre el origen de la película, Podalydès comenta: “Es un proyecto que tengo en mente desde 2003, cuando empecé a hacer pequeños cruceros fluviales con mi familia. Me encantaba este tipo de vacaciones. Poco a poco, fui descubriendo multitud de canales – es extremadamente fácil viajar en barco desde el sur de Francia a Alemania e incluso más allá, tal es la riqueza de la red de canales. Pero para este tipo de viaje se necesita una relación tranquila con el tiempo. Soñaba con una historia que pudiera desarrollarse con este ritmo y en este entorno. Entonces llegó la historia de este crucero, cuyo efecto troupe me atraía. Mi amor, sin duda, por “To Be or Not To Be”, de Ernst Lubitsch, que he visto una y otra vez y que tanto me impactó…”.

Sandrine Kiberlain es Justine, que junto a su marido y su círculo de amigos encuentran una solución a sus problemas de dinero: organizarán un falso crucero romántico para Franck, un rico inversor empeñado en seducir. Sólo hay un problema: es a Justine a quien Franck propone este fin de semana de enamorados…

Bruno Podalydès es un guionista, director y actor francés. Inicia su carrera como director rodando películas corporativas para Air France. En 1991 dirige su primer cortometraje, Versalles, orilla izquierda (Versailles Rive-Gauche), que obtiene una mención del jurado en Clermont-Ferrand y el César al mejor corto. Su primer largometraje, Solo Dios me ve (Versalles en obras) (Dieu Seul Me voit [Versailles-Chantiers]) logra el mismo éxito y recibe el César a la mejor ópera prima en 1999. Después de rodar tres películas diferentes, en 2009 cierra la trilogía de las estaciones de Versalles con Bancos públicos (Bancs Publics). En 2011, dirigió Adieu Berthe, l’enterrement de Mémé. La película, escrita con su hermano Denis, fue seleccionada para la Quincena de Realizadores del 65º Festival de Cannes 2012. Además de trabajar como director, Bruno Podalydès interpreta pequeños papeles en el cine, entre los que destaca el del corto Habría podido ser puta.

To top