Las aguas profundas que (por fin) llegaron a Prime Video

“En Hollywood se pueden tirar años con un proyecto”, comenta con ironía Don Wilson, el vecino que vigila con ojos de halcón a Vic, el protagonista de Deep Water (Aguas profundas) (2022) interpretado por Ben Affleck. A Don Wilson le vemos en la película con los rasgos de Tracy Letts, que además de actor, es guionista (adaptó con poca fortuna la novela de A.J. Finn La mujer en la ventana) y dramaturgo (suya es la obra Agosto, llevada al cine por él mismo). Así que Letts sabe algo de los tiempos que a veces maneja Hollywood. Y el director de Deep Water, Adrian Lyne también. Esta es la historia de cómo la novela de Patricia Highsmith llegó a buen puerto, o malo, según se mire.

El 18 de Diciembre de 2015 saltaba el anuncio: Adrian Lyne dirigirá a Nicole Kidman en The Silent Wife, un thriller psicológico basado en el bestseller de A.S.A. Harrison.

La noticia era importante porque el director llevaba sin rodar una película desde la estupenda y nunca lo suficientemente valorada Infiel (2002), con Diane Lane en estado de gracia.

Ambas películas, Infiel y The Silent Wife, parecía que hablaban de lo mismo, ya que la segunda era definida en la nota de prensa como “una historia cargada de tensión sexual y psicológica sobre un matrimonio que empieza a hundirse y donde el asesinato aparece como la única y mejor solución”.

Adrian Lyne ya había demostrado ser un experto en este tipo de tramas. De Atracción fatal (1987) a Una proposición indecente (1993). Y, además, tenemos Nueve semanas y media (1986), otra historia malsana “cargada de tensión sexual”.

En la nota de prensa se resaltaba que Adrian Lyne “es un realizador que en sus películas siempre ha sabido sacar lo mejor de sus intérpretes: Kim Basinger-Mickey Rourke, Michael Douglas-Glenn Close, Tim Robbins, Demi Moore-Robert Redford, Jeremy Irons-Melanie Griffith y Richard Gere-Diane Lane”. Se decía también que el bestseller de A.S.A. Harrison, con más de un millón de ejemplares vendidos y uno de los grandes éxitos editoriales en Estados Unidos en esos momentos, iba a ser adaptado por Billy Ray, el guionista de El color de la noche (Color of Night) (1994), Los juegos del hambre (The Hunger Games) (2012) y Capitán Phillips (Captain Phillips) (2013) y ocasional realizador.

Nicole Kidman interpretaría a Jodi, “una esposa abnegada que prefiere mirar hacia otro lado ante las infidelidades de su marido. Pero cuando se enfrenta al hecho de que él la puede dejar por una mujer más joven, Jodi no piensa aceptar la derrota. Lo que parece una trágica rotura del matrimonio se convierte en un juego perverso y en un espiral de sorpresas”.

Pero el proyecto nunca se rodó y eso que la distribuidora resaltaba que The Silent Wife “fue una de las propuestas más comentadas y deseadas del pasado American Film Market celebrado en Santa Monica. El actor que interpretará al marido de Nicole Kidman se conocerá en las próximas semanas”. Y hasta se adelantaba la fecha de estreno: 2017.

Nicole Kidman siguió encadenando largometrajes y series de televisión, -entre 2015 y 2022 ha rodado 19 películas y cuatro miniseries (entre ellas The Undoing y Big Little Lies, de tramas similares a The Silent Wife)-. Y Adrian Lyne volvía a su retiro.

El regreso de Lyne tuvo lugar por fin con Deep Water, una de las películas más afectadas por la pandemia en cuanto a retraso en su fecha de estreno. Como apuntaba la web CinemaBlend: “Deep Water no ha encontrado un camino fácil hacia la pantalla. Originalmente programada para estrenarse el 13 de noviembre de 2020, este thriller fue una de las muchas películas que finalmente vieron su fecha de lanzamiento retrasada debido a la pandemia. Se retrasó hasta el 13 de agosto de 2021 antes de llegar a su fecha actual: 14 de enero de 2022, que está bastante lejos de la inicial”. La película por fin se estrenó en Prime Video el 18 de Marzo de 2022.

Basada en una novela de Patricia Highsmith (titulada en España Mar de Fondo), adaptada por Sam Levinson, hijo de Barry Levinson, creador de la serie Euphoria y director de Malcolm & Marie (2021), Deep Water se convirtió en noticia por el romance publicitado de su pareja protagonista. Ben Affleck y Ana de Armas se enamoraron y fueron perseguidos por los paparazzi durante unos meses, luego rompieron y él siguió siendo objetivo de la prensa del corazón por su nueva novia: Jennifer Lopez, con la que ya había salido 17 años antes.

Deep Water tiene el honor de ser la primera película erótica de Disney desde El color de la noche (1994) y su protagonista es Vic Van Allen (Affleck), típico antihéroe pasivo de Highsmith: permite que su esposa tenga aventuras con otros hombres para evitar el divorcio, pero se convierte en el principal sospechoso de un asesinato. Vamos, como The Silent Wife pero al revés, ahora es él quien mira hacia otro lado.

Levinson cambia la historia original de Highsmith: el final es muy diferente, mucho más inquietante y sugerente el de la película que el de la novela. El asesinato en la piscina es tal y como nos lo cuenta la escritora. Ben Affleck rescata su interpretación en Perdida para hacer algo parecido y Ana de Armas se merienda la pantalla como Melinda, la sexy esposa que pasa de todo y lo único que quiere es divertirse y ligar con jovencitos.

Compartir noticia
To top