Jake Gyllenhaal dice que ahora es un poco más egoísta… en el buen sentido de la palabra

Uno de los actores más solicitados de Hollywood, con nada menos que nueve proyectos en postproducción, rodaje o pre-producción, más dos series en marcha (una con Denis Villeneuve basada en una novela de Joe Nesbo) se confiesa y asegura que “ahora he sabido convertirme, en el sentido positivo de la palabra, en alguien algo más egoísta, en alguien que no intenta averiguar cómo complacer a los demás o ser percibido de una manera que no es la mía propia”.

Entre todos esos trabajos, destaca uno que será todo un desafío: interpretar a Robert Evans (1930-2019), primero actor, luego playboy y con el tiempo uno de los hombres más poderosos de Hollywood, como jefe de producción de Paramount. En ese puesto fue uno de los impulsores de El Padrino (1972) y de eso trata precisamente Francis and the Godfather, con Oscar Issac haciendo de Francis Ford Coppola, Elle Fanning como la actriz Ali MacGraw, la mujer de Evans hasta que ella le dejó por Steve McQueen, y Gyllenhaal como Evans. Dirige el veterano Barry Levinson, 80 años y Oscar por Rain Man (1988).

Compartir noticia
To top