Abrázame fuerte (Serre moi Fort)

25 de noviembre de 2022 en cines

Dirigida por Mathieu Amalric

Guión Mathieu Amalric según la obra de Claudine Galea "Je reviens de loin"

Reparto Vicky Krieps, Arieh Worthalter, Anne-Sophie Bowen-Chatet, Sacha Ardilly, Juliette Benveniste, Aurèle Grzesik

Duración 1 h 37 m

Selecciona el cine y compra tu entrada

Por qué hay que verla

Mathieu Almalric, uno de los actores franceses más prestigiosos del momento, Cesar de interpretación por La escafandra y la mariposa (2007), aunque sea conocido por interpretar al villano Dominic Greene en Quantum of Solace (2008), se pasó a la dirección de largometrajes con éxito en 2010.

Abrázame fuerte es su nueva película tras la cámara, un drama protagonizado por la actriz Vicky Krieps, que es de Luxemburgo y muchos la conocimos gracias a El Hilo invisible (Phantom Thread) (2017), esa película de Paul Thomas Anderson sobre un meticuloso diseñador de moda (Daniel Day Lewis) cuya ordenada vida se ve alterada con la llegada de una misteriosa joven (el personaje de Krieps).

En esta que se estrena ahora, la actriz interpreta a Clarisse, una mujer que un buen día se marcha de casa dejando a su marido y a los niños. Tras su huida, la vida continúa: su marido prepara ahora los desayunos, su hija Lucie se dedica en cuerpo y alma a sus lecciones de piano y Paul, el hijo menor, no deja de hacerse preguntas. Mientras tanto, Clarisse se aleja hacia al mar, en coche, e imagina a los niños crecer y a Marc envejecer sin ella. Tal vez Clarisse solo quiere empezar de nuevo, inventarse un nuevo final.

Esta es la historia de una mujer que se va. Así se podría definir la película, adaptación de Je reviens de loin, obra de teatro escrita en 2003 por Claudine Galea. Amalric lleva a la gran pantalla este melodrama con una puesta en escena brillante. Un tour de force de montaje y un trabajo visual rotundo donde cada detalle está cuidado al milímetro. Con ecos de grandes obras y cineastas que le han servido de inspiración (Douglas Sirk, Oliveira, Paul Vecchialli, Buñuel), es descrita por su director como una road movie trágica. Un viaje en carretera lleno de recuerdos y melancolía por la vida que la protagonista deja atrás, pero también de ilusión e inquietud por la que puede construir.  En cuanto a su colaboración con Vicky Krieps, Amalric afirma que “Vicky y yo siempre decimos “nuestra película”. Nunca he sentido una “gemelidad” así. Me di cuenta de que era la primera vez que no rodaba con una pareja mía o con una ex y eso abre perspectivas… La línea roja, ardiente, compartida, de un deseo que encuentra su exaltación únicamente en el trabajo, en la fabricación de una película juntos, es muy potente. Todo está en la pantalla”.

Compartir noticia
To top