La película que Brian de Palma volvería a rodar pero de otra manera

Cuenta Brian de Palma (1940) que no quedó satisfecho con En Nombre de Caín (Raising Cain), la película que rodó tras el batacazo que se pegó con La Hoguera de las vanidades (The Bonfire of the Vanities) (1990). “En mi proyecto inicial, la historia se narraba de una forma mucho más elíptica. La película debería haber empezado con la historia de Jenny. Si hubiéramos montado la película como es debido, todo habría funcionado bien”, recuerda el director con amargura en el magnífico libro entrevista Brian De Palma por Brian De Palma, de Samuel Blumenfeld y Laurent Vachaud (Alba Editorial). Jenny es la esposa del protagonista y la interpreta Lolita Davidovich (1961), que no consiguió el papel de Maria Ruskin en La hoguera de las vanidades, pero el director se quedó con su nombre y le dio esta nueva oportunidad.

En 2012, un fan del director llamado Peet Gelderblom, tomó nota de las quejas del cineasta y remontó la película. Peet se hizo con una copia del guion y reordenó las escenas tal y como había ideado el realizador. El resultado se publicó en el sitio web Indiewire el 31 de enero de 2012 y el mismo Brian De Palma le felicitó. Tanto es así que cuando la película iba a ser lanzada en Blu-ray en 2016, De Palma pidió que se incluyera este Re-Cut. Lo que era solo una nueva versión de la película hecha por un fan se ha convertido oficialmente en la versión del director. Gelderblom expresó en su sitio web que no podía estar más feliz.

Jenny tiene un amante llamado Jack, interpretado por Steven Bauer (1956), un actor cubano que fue el segundo marido de Melanie Griffith. El primero fue Don Johnson y el tercero también Don Johnson. Bauer siempre estará en nuestros corazones por Ladrón de pasiones (Thief oh Hearts) (1984), una película que rodó tras su espectacular debut en El precio del poder (Scarface) (1983) de Brian De Palma.

En Nombre de Caín tenía que haber empezado con Jenny y Jack y su secreta relación. Sin embargo, la película que podemos ver en Filmin arranca con Carter, el marido de Jenny, en un parque con su hija y charlando con la madre de un amigo de la niña. Se conocen de antes, parece que las familias son amigas, pero ese encuentro va a terminar de la peor manera posible.

Carter es John Lithgow (1945), actor que había sido uno de los candidatos para interpretar a Hannibal Lecter en El Silencio de los Corderos (The Silence of the Lambs) (1991), después de Gene Hackman y antes de Anthony Hopkins. Una pregunta sin respuesta: ¿Cómo hubiera quedado El silencio de los corderos si Lithgow y Michelle Pfeiffer hubieran sido sus protagonistas? Ambas películas, la de De Palma y la de Jonathan Demme, comparten una curiosa similitud: tanto Lecter como Carter se escapan de la misma forma.

De cualquier manera, Lithgow fue el actor que siempre quiso De Palma para interpretar a Carter, el psicólogo infantil que se pide una excedencia para cuidar a su hija. “Me parece que hizo un trabajo increíble. Tenía que dar vida a un montón de personajes y fueron todos de lo más creíbles”, comentó el director. Lithgow, que ha sido recientemente Winston Churchill en The Crown y el infame Roger Ailes en Bombshell (2019) cambió sin proponérselo ni quererlo al Doctor Lecter por el Doctor Carter, dos mentes perturbadas. Salió perdiendo, claro, porque Hopkins ganó el Oscar y mucho más (un montón de los mejores guiones sobre la mesa), pero por lo menos En Nombre de Caín tiene una legión de fans y en Francia es un clásico de culto. 

La película es tan “estilo De Palma” como Doble Cuerpo (Body Double) (1984) o Vestida para Matar (Dressed to Kill) (1980). Con estos guiones originales y personales es donde el director daba lo mejor. Lo peor lo ha dado con materiales ajenos que hacía suyos, como La Dalia Negra (The Black Dahlia) (2006), que era de James Ellroy y tenía que haber rodado David Fincher, el director previsto.

Con En el nombre de Caín está en su terreno, con homenaje a su maestro y a Psicosis (Psycho) (1960) en particular en la escena del lago y el coche hundiéndose, y sentando las bases para futuros alumnos, en la escena donde la doctora Waldheim (Frances Sternhagen) nos da una charla como si estuviera en Múltiple (Split) (2016) de M. Night Shyamalan.

Compartir noticia
To top