Esta es la actriz con la que siempre quiso trabajar Pedro Almodóvar

Todas, españolas o extranjeras, quieren trabajar con él. De Susan Sarandon a Cate Blanchett pasando por Angelina Jolie o Nicole Kidman. Todas han expresado su deseo de que el director las llame. Pero él, como ha confesado en varias ocasiones, tiene su propia lista. Y en un lugar destacado está Laly Soldevilla, que es a la actriz que más nombra cuando le hacen la famosa pregunta: ¿con quién te habría gustado trabajar? 

Laly Soldevilla debutó en el cine en 1955 y no paró de rodar durante toda la década de 1960 y 1970, hasta que falleció de cáncer con sólo 46 años un 12 de septiembre de 1979. El director dice que no tiene muy claro si coincidieron en el tiempo y así haber podido trabajar juntos. Almodóvar rodó su primer corto en 1974 y su primer largometraje en 1980, así que no, no hubiera podido contar con ella en ninguna de sus películas.

Laly, como Rafaela Aparicio, Florinda Chico o Gracita Morales, se especializó en chicas de servicio y en ese registro se estrenó en 1962 con Vamos a contar mentiras, adaptación realizada por Antonio Isasi-Isasmendi de la comedia de Alfonso Paso. La actriz tenía la capacidad de actuar “como si todas las aspiraciones humanas fuesen absurdas”, como dijo un crítico sobre Beatrice Lillie, otra gran secundaria. 

Pero, como ocurrió con muchas de estas grandes actrices de carácter, además de un buen número de comedias tipo Operación Plus Ultra (1966), Soltera y madre en la vida (1969) o Cateto a babor (1970), el llamado cine de “prestigio”, el “serio”, el que gana premios, también contó con el talento de la actriz. Si Florinda Chico hizo La casa de Bernarda Alba (1987) para Mario Camus y Rafaela Aparicio fue Mamá cumple cien años (1979) para Carlos Saura, Laly Soldevilla estuvo en La Tía Tula (1964), El espíritu de la colmena (1973) y La escopeta nacional (1978). También fue una presencia recurrente en las películas de la llamada Tercera Vía, a medio camino entre el cine comercial y el cine de autor.

En La casa de los Martínez (1971), coincidieron Laly, Rafaela Aparicio, Florinda Chico, Mari Carmen Prendes y María Isbert, el dream team de esas actrices secundarias donde también podría estar Chus Lampreave, la actriz que en la filmografía de Almodóvar ocupó el sitio que quizás hubiera ocupado la estupenda y siempre recordada Laly.

Compartir noticia
To top