Bradley Cooper confiesa que llegó a obsesionarse por trabajar con Clint Eastwood

Lo consiguió con la estupenda El Francotirador (2014), pero Bradley Cooper llevaba muchos años detrás del “maestro”. “Hay que decir que Clint Eastwood no hace audiciones, pide que se las mandes. Le mandé tantas grabaciones con pruebas mías que tenía la sensación de que ya habíamos trabajado juntos. Le mandé una para Banderas de nuestros padres (2006), otra para Gran Torino (2008), para hacer de cura o de policía. Y en J. Edgar (2011) para ser el amante de Leonardo DiCaprio”. Actor y director volvieron a colaborar en Mula (2018).

Compartir noticia
To top